SOLIDARIDAD A LA CARTA




Nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. Y ahora hay un tormentón !!


Pensando en alto...

Hablemos de solidaridad. En estas fechas, esta palabra suena mucho, pero sólo en estos días. Se nos acaba con la llegada de las rebajas...
Somos una sociedad de fechas. Tenemos estipulado un día para cada causa, y fuera de él, por regla general nada. Es el mecanismo que nos cataloga como humanitarios, al fin y al cabo, defensores de nuestra propia especie. Con esa mínima dosis, cumplimos.

Pero todos los días ocurren muchas desgracias. Todos los días pierden la vida personas por falta de alimentos o de medicinas. Los niños del tercer mundo se mueren de hambre. Las guerras que asolan este planeta son el símbolo de estos movimientos. En el continente africano, campan a sus anchas traficantes de todo tipo, asesinos, guerrilleros y dictadores. Con ello conviven la hambruna y la muerte. Y así un largo etcétera.
Las organizaciones humanitarias y ONGs, se dedican a intentar paliar sus efectos. Pero el problema de fondo no se toca. Nadie se atreve a intentar erradicar definitivamente esas plagas.
Yo me pregunto, porqué ?


No pretendo criticar actitudes de nadie, ni mucho menos; solo dar mi opinión . Ni dar lecciones de solidaridad. Posiblemente incluso ni lo sea. No participo en programas de ningún tipo, no soy socio de nada, no hago aportaciones, salvo a la fundación inocente inocente y a caritas (ropa).
Pero básicamente porque no creo que todo el dinero se use debidamente. O quizás me escude en esto último para no participar...
También es cierto que entiendo la solidaridad como parte de la personalidad, el echar una mano si realmente se lo merecen, o mejor dicho salvo que no se lo merezcan, esa es la premisa.
Yo creo en la ayuda "in situ". La mejor manera de ayudar a las personas que lo están pasando mal por falta de recursos es en su casa , en su hogar, en su pueblo. Yo no creo que la acogida sea la solución, sino todo lo contrario, es un gran problema. Las condiciones tienen que mejorar en su país de origen, ahí es donde empezando por los gobiernos, hay que ayudar. Hay que exigir a esos gobernantes la aplicación de políticas de regeneración del país. Y no dar dinero a fondo perdido para lo que tercie.


Realmente se pueden erradicar las guerras, principales culpables de las hambrunas en el continente africano ? Y acaso  interesa ? 
Yo pienso que no.  Porque todo se basa en lo de siempre : el dinero, ese vil metal que todo lo puede. Las guerras son rentables para los paises que fabrican y venden armamento. Las armas se pagan con dinero y/o con privilegios sobre los recursos del país.


Tenemos ejemplos varios repartidos por la geografía mundial. Pero también por el territorio nacional. Solo se es solidario con los de fuera, los de otros países que lo pasan mal, los que están lejos. Vemos las noticias, los programas de televisión donde nos relatan lo mal que lo están pasando. Es lo fácil, doy un dinero y listo. Quizás es que pensamos que eso no nos puede pasar a nosotros, que eso solo se ve en la tele. Pero la realidad, y más hoy en día es muy distinta. Pero cerca de nosotros, hay gente necesitada que no sale en vallas publicitarias, ni tienen campañas de ayuda. Es gente normal, como tu y como yo. Gente de aquí de toda la vida, que de repente se ha encontrado con una mano delante y otra detrás, sin más. Personas que han pagado sus impuestos religiosamente, que han cotizado 20 años a la seguridad social y que hoy, en paro prolongado y trás acabar el subsidio de desempleo, no tienen nada. 
Personas, vecinos, que nunca han pedido nada a nadie, que les avergüenza pedir para comer. Pero como no son de fuera, no reciben nada de nadie.


Porqué nos compadecemos más con los que están lejos ? Vemos la paja en el ojo ajeno y no la viga en le nuestro. Y no es que quiera decir que esa gente no lo necesite, porque claro que si. Pero quizás tendíamos que mirar un poco a nuestro alrededor, puede que haya gente también necesitada. 


Puede que sea una actitud considerada egoísta, para gustos los colores. Pero pienso que tenemos mucho que arreglar aquí primero. 




Como decía la principio, llegado el día señalado, nos acordamos de ellos.



12 comentarios:

  1. En mi opinión, muy cierto lo que has "pensado en alto" Mariano. Coincido contigo. Como dicen por ahi: "La caridad empieza por casa". Aunque, en algunos casos ó circunstancias, también se puede mostrar solidaridad y `dar la mano´a los de fuera. Lo más importante -creo- es no ser indiferentes ante los problemas, ante el sufrimiento ó penurias de nuestros prójimos.
    El saber dar y el saber recibir, en verdad, nos hace ser -y sentirnos- mejor.
    Laura Marco (@MissComentarios)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea, no ser indiferentes.
      Un saludo Laura y gracias

      Eliminar
  2. Sin duda aquí hay cosas que arreglar, pero por norma general, ponderando situaciones, la necesidad es bastante mayor en países como la India o en los africanos que en Europa.
    A mi me gusta pensar que el dinero que anualmente aporto a ciertas ONG sirve para algo, aunque sea ínfimo, pero creo que el esfuerzo de muchos es infinitamente más productivo que los esfuerzos que pudieran realizar los políticos con sus poderoso gobiernos del primer mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo respeto el trabajo de las ONGs, y también a los que aportan. Cierto es que en algunos países hay mucha necesidad, aunque también es cierto que en esos prefieren gastarse el dinero en bombas nucleares y aviones que en su propio pueblo. Pero no por ello son más importantes que los que tenemos aquí, creo.
      Gracias Borja

      Eliminar
  3. Tienes mucha razón en o que dices, pero yo nunca haría distinciones entre los problemas que se están sufriendo a nuestro alrededor y los del exterior. Son problemas propios de cada sociedad y difícilmente comparables.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita. Las distinciones están ahí, y esperamos el día señalado para participar en iniciativas que al momento olvidamos, mientras, cada día nos cruzamos con el mismo necesitado... Asi somos
      Un saludo

      Eliminar
  4. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David y bienvenido a la neurona

      Eliminar
  5. A mi, sinceramente, juzgar la solidaridad no me sirve de nada. Si alguien ayuda, que mas da a donde vaya esa ayuda? Que es eso de "los de fuera"? Todos somos seres humanos y si un ser humano necesita ayuda, le tenemos que pedir el pasaporte? Tenias razon, no estoy de acuerdo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola San. Empecemos... En ningún momento juzgo nada, solo doy mi opinión, en un ejercicio de sinceridad. A mi no me da igual a donde vaya, porque ahí tenemos muchos ejemplos: ayuda que no llega, ayuda secuestrada y ayuda revendida en el mercado negro. Y seguramente habrá más ejemplos. Lo único que expongo es que solo se es solidarios con los de fuera, si, y sigue porque es una reflexión más larga. En cuanto a la referencia que haces del pasaporte, hablo de los de aquí y allí, no de nacionalidades, ni de raza ni de color. Y en su conjunto, solo habla de que esa solidaridad se reduce a un día por causa, la paja en el ojo ajeno .... Aquí hay mucha gente necesitada también, y no son menos que los de fuera. Entonces porque a uno si y a otros no?
      Solo critico lo que tu me recriminas, la verdad es que me explico cada vez peor.
      Gracias por la visita

      Eliminar
  6. No, no, te he entendido, pero seguimos sin estar de acuerdo. Quienes somos para juzgar quien ayuda a quien? A lo mejor esa persona que elige ayudar a Haiti (por ponerte un ejemplo) tiene motivos muy validos para elegir esa como su causa y no una causa nacional. No hablo de fraudes, hablo del que intenta ayudar. Si intenta ayudar ya sea economicamente o prestando su tiempo a una buena causa, me parece que no somos nadie para juzgar a quien quiere ayudar.

    Por supuesto que estoy de acuerdo contigo (sin que sirva de precedente...ja!) en que ciertas campañas solidarias son temporales y deberiamos ser conscientes de que gente que necesita nuestra ayuda hay todos los dias.

    Encantada, como siempre, de visitar tu rincon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, no estemos de acuerdo. Pero repito que no juzgo a nadie. Solo expongo que el calendario y algunas campañas nos marcan con quien ser solidarios. Y que si realmente fuésemos solidarios, empezaríamos con el que tenemos cerca y no esperaríamos al dictado de nadie. Lo expongo en todo el post...
      Un saludo y gracias por la conversación.

      Eliminar