HEROES POR ENFERMEDAD





Mi neurona inquieta me ha propuesto un tema interesante. Y como no, este también rayando lo polémico, lo que no se debe decir aunque se piense : Enfermedades y famosos, incluyendo en este colectivo a deportistas, políticos, periodistas, es decir todos los conocidos.


Nos resulta ( a mi neurona y a mi) un tanto curioso el estatus que adquiere una enfermedad cuando "invade" a una persona mediáticamente conocida y viceversa, el que adquiere el famoso al conquistar una enfermedad. Expondría sobre este lienzo varios ejemplos, unos mas graves que otros, otros con menos suerte que algunos. Todo lo que se dice antes y lo que se comenta durante y después.


Me recuerda  a los difuntos, " lo buena gente que era" , "trending topic" de los cementerios. Yo, nosotros, consideramos que si bien no es necesario describir al sujeto más de lo que él mismo haya hecho durante su estancia entre nosotros, para bien y para mal. Opino que nuestros hechos nos definen y que el tiempo los retrata y que con eso debería bastar.


Como venia comentando, muchos ejemplos me vienen a la mente, unos más recientes que otros. Todo son buenas palabras, buenos recuerdos. Todos son fantásticos cuando se enfrentan al de la guadaña. 


Hablando de deportistas, uno de los más famosos Lance Armstrong. EL cáncer le consumía y su tenacidad y su competitividad  le ayudaron a superarlo. Recientemente el jugador del Barça Abidal que afrontó su cita como un valiente. Artistas como Kylie Minogue, Roxette o la mismísima Anastacia han superado con éxito el duro trance, han luchado como jabatos y afortunadamente han salido victoriosos. Se han llenado páginas y páginas "vendiendo" sus bondades, y su dura lucha contra una de las lacras de los últimos años. 
Luego los hay menos famosos, aunque conocidos:  Pedro, Jose Luis, Maria-Jose,Oscar, Sandy... y muchos más; de hecho podríamos pintar kilómetros y kilómetros  de carreteras con esos nombres anóminos, sin apellidos. 


A priori, estamos hablando de lo mismo, personas que tienen una dura enfermedad de estas que reduce la linea que separa lo terrenal y lo espiritual a la mínima expresión, al fin y al  cabo una de las peores experiencias que te puede regalar la vida.
Pero resulta que el hecho de ser mediáticamente influyente y/o conocido, les hace más enfermos y merecedores de más compasión si cabe. 


Los que han pasado por ello, tanto en primera persona como en segunda o tercera, me entenderán perfectamente.
Las posibilidades de resultar victoriosos  en este tipo de batallas aumentan sensiblemente cuando se tiene una cuenta corriente con muchos ceros y se es conocido. El diagnóstico es más rápido y certero, el tratamiento empieza sin dilaciones ni largas esperas, con atenciones personalizadas. La calidad de la sanidad es la mejor posible que el dinero puede comprar.


"Pascual Maragall tiene alzheimer, pobre hombre " es otro ejemplo muy claro. 
Raquel, 78 años. toda una vida luchando por sus hijos para sacarlos adelante, pasando verdaderas penurias para que el premio sea el no reconocerlos, ni a sus nietos, ni a sus vecinos... Su hija ha tenido que dejar de trabajar para cuidarla, las 24H de guardia. Lo sabíais? Pero esa hija tiene a su vez hijos, una casa que mantener y lo tiene que dejar todo porque carece de medios para que alguien se ocupe de ella mientras ella gana dinero para mantener a su familia. 
Y así hay cientos, miles de personas que luchan cada día por mantener a sus seres queridos en lado de los vivos. Enfermedades más o menos duras, que ponen a prueba la humanidad de cada ser que lo padece de cerca, en su entorno. Que entre la analítica y la consulta pasan 20 días, el diagnóstico llega cuando llega y el tratamiento se retrasa a veces demasiado. Las familias no tienen todo el apoyo psicológico que necesitan, ni pueden transmitir esos ánimos al enfermo. Todo se hace más duro, más cuesta arriba. La vida de unos no debe lastras la de los demás, hay que seguir ingresando dinero porque ademas los gastos han aumentado y los ingresos disminuido. 
Alguno pensareis que soy egoísta al pensar en el dinero.
Soy realista. Y además he tenido que verlo de cerca. Gente joven que se derrumba, gente mayor que sucumbe. El dinero y el estatus "solo" da rapidez a la reacción médica. Eso se transmite en seguridad para el paciente, al fin y al cabo tranquilidad y fuerza para combatir lo que se avecina.
Cuando un padre de familia piensa que deja dos hijos y una mujer, automáticamente se siente abatido por lo que se le viene encima, más por dejarlos indefensos ante la vida que por la suya propia. Y el componente psicológico de una enfermedad es muy importante, ya que el enfrentarse anímicamente fuerte suple el físicamente débil. Y esa tranquilidad se logra con la seguridad de tener todos lo medios disponibles a su disposición para plantarse en el ring y luchar por su vida, con la certeza que a los suyos no les va a faltar de nada.


Con todo esto quiero decir que todos estos anónimos necesitan de más atenciones y mimos, ánimos y fuerza. De hecho, si comparásemos a un famoso y una persona de a pie con la misma enfermedad, nos daríamos cuenta de como se sienten ellos. Y que pongan a esos otros como ejemplos de superación lo considero una falta de respeto hacia esta gente que lucha desde las trincheras, con su familia, con todo el equipo.



7 comentarios:

  1. Las enfermedades no entienden de nombres, sólo de víctimas. Los héroes anónimos son multitud y se merecen todo mi respeto y admiración.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Javier. Gracias por la visita. Creo que si tuviésemos los mismos sentimientos hacia los anónimos que los que mostramos hacia los famosos, cuanto menos tendrían mas calidad y cantidad de vida.
    Un abrazo y bienvenido

    ResponderEliminar
  3. Dinero, dinero, dinero, asqueroso dinero, no te hace feliz pero como ayuda.

    ResponderEliminar
  4. Por alusiones - porque soy tan modesta de que estoy convencida de que he sido nombrada en este post - mi granito de arena es el siguiente. Si que una persona famosa ayuda a que el resto del mundo sea mas compasivo y se decida a ayudar en la lucha contra esta terrible enfermedad, perfecto. Creo que cualquier persona que ha estado al lado de un paciente de cancer considera a esa persona un heroe porque ese viaje es uno de ida (y para los que hemos tenido suerte de ida y vuelta) al infierno. A mi, como superviviente de esta enfermedad y persona que sigue luchando para que no me vuelva a visitar (porque tengo la gran "fortuna" de tener predisposicion genetica), nunca me han ofendido estas historias de personas famosas. Ahora, estoy segura de que mi madre te daria una opinion muy diferente porque ella y mis hermanos si que saben mucho de esas largas horas que se pasan al lado de un enfermo en las que la familia tiene que hacer malabarismos para cuidarte y al mismo tiempo conservar los trabajos que estan pagando tu tratamiento. Me he enrollado muchisimo mas de lo que era mi intencion, asi que cierro diciendo que te agradezco esta entrada como superviviente y tambien por mis familiares que perdieron la batalla y varios amigos que hice durante mis hospitalizaciones que tampoco la pudieron ganar. Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, gracias por la visita y el comentario. Entiendo tu postura en el que la "publicidad" que le da el famoso puede ayudar incluso a recaudar fondos. Pero me resumo en el último párrafo del post.
    Un abrazo y suerte

    ResponderEliminar
  6. Pues perdón por comentar en un post antiguo, pero subrayo el último párrafo, palabra por palabra, porque estoy completamente de acuerdo.

    ResponderEliminar