DIA INTERNACIONAL CONTRA EL CANCER DE MAMA









Hoy es el día internacional contra el cáncer de mama. Personalmente, siempre participo donado contra el cáncer, a favor de la investigación. Es para casi lo único  que aporto unos eurillos. Todos tenemos familiares, amigos y conocidos afectados,  víctimas directas y familiares. La vida es muy dura, y estos trances son muy difíciles de llevar. 
Y hoy en día, con la tecnología de la que disponemos, aun no hemos conseguido erradicar por completo este mal. 
Indudablemente, el diagnóstico temprano es una de las mejores armas, por eso, las campañas de prevención deberían de acompañarlas con otras de exploración, en el caso que abordamos hoy. 
Quizás se deberían "instaurar" campañas similares a las de vacunaciones infantiles, con reconocimientos programables  a partir de los 35 años, con revisiones periódicas en función del perfil, considerando los antecedentes de la paciente. Ya se sabe, más vale prevenir.


Pero hoy, no voy a hablar de la enfermedad en sí, sino de sus consecuencias. Porque considero que se habla mucho del cáncer y poco de la paciente, aunque es extensible a cualquier enfermedad y sexo.


Para la mujer, es seguramente la enfermedad mas difícil. Atenta contra su cuerpo, su físico. Y eso para ella es sagrado. El quedarse sin pelo, sentirse mutilada, en un principio es más duro que la muerte en sí, es la muerte en vida. Aunque el pelo crece y existen cirugías reparadoras, el primer impacto es insufrible. Una vez pasada la borrasca, todo vuelve a su ser. Pero en los primeros momentos, el componente emocional que conlleva la enfermedad puede destruir parte de sus esperanzas.


Las enfermedades duras y/o crónicas tienen dos componentes básicos:  uno físico y otro psicológico. Del físico, se ocupan los oncólogos y sus tratamientos. Pero la parte psicológica es otra historia. Yo personalmente, como "agraciado" por una enfermedad crónica, sé  perfectamente lo que significa.






Te levantas por la mañana con malestar general, no tienes ganas de nada. Y así día tras día. Llega un momento en el que no tienes ganas de nada, ni tan siquiera de levantarte. Esta situación es como la pescadilla que se come la cola, ya que como te encuentras mal físicamente, te encuentras mal emocionalmente, esto te resta fuerzas para combatir los síntomas...


Y en esta parte, yo siempre incido, tanto con los afectados como con los familiares. Hay que ser fuertes para combatir la enfermedad. Los amigos y los familiares tienden a compadecerse del enfermo y creo que eso es un error. La compasión es mala consejera. Hay que darle ánimos, sin ambigüedades, a cara perro. Hay que abordar el asunto con la verdad por delante.


Yo recuerdo por ejemplo a un amigo, que afortunadamente hoy ha superado la enfermedad. Le solía llamar de vez en cuando para tomar un café y para hablar:
 -Estoy jodido, me decía.
- Tienes cáncer, no una gripe. Hay que ser fuerte, tienes que poner voluntad para salir de esta. Si te hundes mentalmente estás jodido. No necesitas a nadie que te diga "pobrecito". Exterioriza tus sentimientos, se que tienes miedo más por tu familia que por ti. Pero  lucha 
por no caer en el abismo. La vida es cuestión de voluntad, no lo olvides.


Hoy en día le llamo poco para tomar café, ya no me necesita. Seguramente, algunos amigos pueden evitar encontrarse con los afectados, porque no saben que decirle, porque les da pena y eso es un error. Hay que transmitirles que estamos con ellos, que cuenten con nosotros para lo que sea, si bien la guerra por la vida está perdida de antemano, pero hay que ganar todas la batallas, no hay concesiones ( otra de mis arengas a mi amigo ).


Por ello, desde aquí, quisiera hoy recordar a amigos y familiares de los afectados, que si bien son compañeros de viajes en estos duros momentos, han de ser fieles escuderos y dejarse el alma porque no decaigan, porque no pierdan las ganas de vivir, de seguir luchando. Porque esa es la única brecha que descuidamos con los enfermos, la parte emocional. Hay que transmitirles que estamos aquí para caminar con ellos, somos bastón en el que se apoyan, pero que ellos deben de poner de su parte también. 


Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pero no, afortunadamente es la vida.

8 comentarios:

  1. El apoyo es fundamental,pero sin compadecer al enfermo,la compasion puede empeorar mas la situacion.Ahora muchos canceres tienen cura y en eso debemos basarnos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Todos los años suelo publicar este mismo día una entrada sobre el "Día Internacional contra el cáncer de mama", este año, no he tenido ganas de repetirme, aunque siempre está colgado en mi blog en el lateral derecho, un lazo con un enlace que te lleva a la información sobre este tema tan extendido entre las mujeres.

    Porque es fundamental prevenir, deberíamos todas ir cuando nos toque a hacer la revisión, porque si se coge a tiempo puede salvar vidas.

    Yo siempre acudo puntual a hacerme la mamografía cuando me toca la revisión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Un post precioso y cargado de buenos consejos Mariano. Ojala lo lean muchos familiares y amigos de enfermos de cancer.

    ResponderEliminar
  4. @J.M.Gonzalo Exctamente, positividad ante todo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. @María Como he dicho, un diagnóstico temprano aumenta las posibilidades de superarlo.
    Gracias or pasarte or aqui y dejar un comentario

    ResponderEliminar
  6. @Kristy K.
    Gracias compi. Gracias por el piropo. Pero creo que ese es el camino acertado, dado que los seres queridos y cercanos muchas veces no saben como abordar el asunto.
    Un abrazo paisanuca

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. @Veni Vidi Vici Gracias por comentar este post y dejarnos tu punto de vista y tu vivencia. Es importante estar rodeado de gente que te mantiene a flote y que no se hunde contigo.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar