VUELTA AL COLE EN EL SIGLO XXI



Como cambian los los tiempos. Yo recuerdo la vuelta al cole con nostalgia. Seguramente los primeros días eran de los mejores del año, a la altura de los últimos. Trás un verano lleno de correrías y aventuras, volvíamos a reencontrarnos con nuestros inseparables. 
Además, en verano dicen que se crece más, que se cambia mucho. yo pienso de tres meses sin ver a un niño son muchos como para no notar cambios...
Llegado el día, nos acompañaba nuestra madre casi siempre el primero, hasta sexto luego ya no claro ! Y primero paz y después gloria. 
Claro, nuestras madres no tenían tanta "sicología" como las mamas de hoy en día. Y digo las mamas pero me podría referir al sistema educativo entero. De hecho, lo voy a hacer.
Desde que los niños son pequeños, muy pequeños, pienso que hay un exceso de protección hacia la socialización de estos seres delicados, que se va convirtiendo en un proteccionismo muy dependiente de los progenitores, que cuando llega la adolescencia, bueno primero la pre-adolescencia ( que ahora existe también) se ha salido de madre. 
Al final, un hecho bonito e inolvidable, como es el comienzo de cada curso, que nos va marcando las etapas del crecimiento de nuestros hijos,  se ha convertido en un circo.


El sistema educativo.
Resulta que ahora, los niños no pueden ir el primer día al cole la jornada completa. Se les lleva una hora, hora y cuarto. Además, no va toda la clase, sino que los van fraccionando, primero de la A a la F, luego de la G a la M, y así sucesivamente hasta completar la mañana. 
Tan malo es que los niños vaya a un sitio a jugar con otros niños? Tan excepcional que hay que acostumbrarlos al ambiente? Estos niños que corretean por los centros comerciales de no se cuanto metros cuadrados, llenos de gente desconocida, no pueden pasar tres horas en un aula con 20 niños de su misma edad y una profesora titulada y preparada para ello?


La madre.
Durante todo el verano, el tema de conversación es el mismo, todo ronda la nueva etapa del chiquitín: empieza al cole. Pero es que todo el argumento de dicho evento es el más que previsible lloriqueo del niño ( en plan bruja Lola tres meses antes). 
-" Pues si, el nene empieza ya al cole, ya es mayor !! Pero no va a llorar, a que no ? "- eso con el niño "involucrado" en la conversación-
Pero cuando se piensan que la criatura no está escuchando, la cosa cambia: 
-" bueno, como llore, me da algo. No se como hacerlo, si dejarlo y escaquearme o decirle adiós e irme. Ire a hablarlo con la profe, parece maja. "- algo así...


Asi todo el verano. Y claro, los niños que no son tontos, ni sordos por supuesto, se enteran de todo. Esto despierta en el pequeño primero inseguridad :
-" A donde piensa mandarme esta que dice que voy a llorar?? A ver si ando al loro y me entero de lago más..."
Pero según van transcurriendo los días, el sentido común impera en los pensamientos del neo-colegial :
-" Bueno, al fin y al cabo, es mi madre, y muy malo no tiene que ser el sitio ese porque le cuesta dinero, me va a comprar ropa nueva y esta nerviosa también. Además, sabe que si me hace algo malo, la denuncio y que se prepare."


Pero luego, todo esto se convierte en confusión:
-" lo que no he entendido muy bien es lo que quiere, que llore o que no llore. Porque si lloro, se va a emocionar dice, significa que si no lloro se lleva un disgusto?" Menudo dilema compañero !!


Claro, tres meses da para mucho pensar. Y la determinación que toma el protagonista, como ser racional e inteligente que es, es hacer lo correcto. Osea llorar :
-" Pues voy a llorar el primer día a ver como se desarrolla la cuestión. Empiezo con u lloriqueo suave, tres gemidos y dos lágrimas. Y en función de su reacción, pues sigo a pleno pulmón o me hago el despistado."


Este es al plan. Así que llegado el día, según se van acercando a las puertas del cole y la madre le va repitiendo la famosa frasecita "pero no vas a lloras cariño, a que no?", empieza a ejecutar lo planificado. 
Primero gemidos suaves y lloriqueo. La madre ya se pone nerviosa, y empieza a abrazarle y darle besos y mimos. El mensaje que recibe el "comando" es el siguente: 
 " lo estas haciendo de puta madre macho !! sigue con el plan !! "
Así que a pleno rendimiento unos berridos que se caga la perra !! La madre, pobre mujer no aguanta la presión y cede sus primeras lágrimas, a medio escondidas para que la criatura no lo vea, no vaya a ser que se ponga peor.
Al final y trás el espectáculo, la madre se va, muy a pesar suyo, con un sentimiento de culpabilidad muy grande. 
Al cabo de una hora, va a recogerlo con un regalito. Además, le espera una tarde de caprichos y cariños por el mal trago.
Mensaje recibido por el niño:
-"Eres un artista macho !! Lo has bordao !! Regalitos, chuches y caprichitos a tope !! Si es que la conozco como si la hubiera parido !! "



0 comentarios: