RECORTES EN EDUCACIÓN





El mes de septiembre siempre es complicado. La mayoría de las familias con niños en edad escolar saben a lo que me refiero. Tras un verano descontrolados, con horarios flexibles, necesitan seguramente un poco de orden y disciplina.
Para nosotros, los padres, es un mes de muchos gastos. Los libros cuestan una auténtica barbaridad. Pero no solo de libros viven los niños, ya que ahora les toca renovar el vestuario. Un año después, los niños crecen un montón y la ropa no les vale. El que tiene un hermano mayor, un primo o similar, pues se salva. Pero el que no, que se prepare.
Yo quería aprovechar estos tiempos en los que estamos en plan "protesta" para hablar de los libros escolares.
Realmente es necesario comprar todos los años libros nuevos? En mi caso, ronda los 250€. Material escolar aparte claro. Pero hay colegios donde los libros de 1º de Primaria cuestan lo mismo. Los niños que apenas saben leer y escribir necesitan tanto ? 
Seguramente habrá familias que a duras penas puedan con todos estos gastos. Algunos me dirán que existen ayudas para los libros. Y si es cierto, las hay. Pero no cubren todas las necesidades, de material escolar y ropa, grueso de los gastos. Y habrá gente que pueda regalar los libros para familias necesitadas, o ropa. Pero habrá centros que cambian de libros cada tres por dos. Incluso hay profesores que mandan subrayar en el libro, lo que en parte inutiliza esta para otro estudiante. 
Hablando de las dificultades por la que están pasando muchas familias, se acuerda alguien de estos niños?
Tenemos a un sector social protestando por todo lo que acontece, diciendo que no hay dinero para nada. Acaso alguno de estos colectivos tan preocupados por "la sociedad" ha dicho algo? Tanta historia con los recortes en educación, y los que a duras penas pueden acceder a ella, qué? Ya salen los sindicalistas después del verano claro, a protestar por la dignidad y los derechos de los trabajadores, y toda la mierda esta que venden. Que si el bien estar y la madre que lo parió ! Los "indignados", otros preocupados por la Constitución, las asambleas y todas las patrañas revolucionarias que se les ocurre, y siguen lejos de la realidad, de la actualidad. El mundo ni empieza ni se acaba en el patrimonio de los diputados, en pedir trabajo y vivienda, en "alargar" deshaucios, o en salir a sentarse en la plaza con los mismos lemas de siempre (falta innovación claramente). 


Estos colectivos al igual que los sindicatos están politizados, al servicio de unos intereses partidistas y personales, que no tienen precisamente al "pueblo" que tanto mencionan como prioridad.
Está muy bien lo de exigir a los partidos políticos, pero nadie se aplica sus propias medicinas. Sino para muestra un botón, cuantos sindicalistas liberados publican su patrimonio o sus ingresos? 


Acaso han aportado alguna solución o iniciativa para mejorar en algo la situación de los más afectados por esta crisis? Y me refiero a las familias, que alguno seguro no se había percatado.No todo es recibir dinero, sino gastar menos también es interesante, en este caso exigir menos a las familias.


SEÑORAS Y SEÑORES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS, SINDICATOS Y AGENTES SOCIALES, Y DEMÁS COLECTIVOS (LLAMESE 15M, DRY...)
Se piden que no haya recortes en la educación, pero se intenta hacer algo para minimizar los efectos de la falta de recursos? 
Acaso han propuesto que desde la administración ( léase consejerías ) se impulsen medidas de ahorro para las familias? 


En las medidas que tanto se pregonan contra los recortes, por los colectivos anteriormente mencionados, brillan por su ausencia iniciativas que sencillamente no supondrían gasto alguno y sí reportarían beneficios bastante considerables. Pero como no son rendimientos monetarios, pues ni se intenta.
 Entonces, me lanzo yo, haber si alguno de estos se anima.





Partiendo de la base que las ayudas no solo tienen que ser del tipo ingreso económico, sino que también pueden/deben ser de reducción del gasto ( aplicable a cualquier ámbito), si intentamos que los más desfavorecidos tengan que gastar menos, será una buen ayuda?
La creación de bancos de libros de texto y de material escolar habría sido una buena idea. 
En los centros educativos hay familias con menos recursos que otras, que se podrían beneficiar de los libros que otras que andan mejor podrían donar. Esto a nivel del propio centro, e impulsado desde las consejerías, no conllevaría mucho gasto ( por no decir nada pero tratándose de estos ámbito, la duda es más que razonable).
Por parte de los centros, colaborar en no cambiar sistemáticamente de libros cada año, impulsemos el ahorro !! Seguramente las librerías se verían afectadas pero el fin justifica los medios, y el fin en este caso son las familias. 
Solo con este pequeño gesto, se aliviarían las economías de muchos hogares, sobretodo permitiendo que los niños tuviesen igualdad en oportunidades independientemente del estatus económico del que provienen, en lo que a educación se refiere.
Y eso en gran medida es lo que tanto se está demandando estos días, que no existan desigualdades sociales en ámbitos de educación y sanidad.


A me gustaría que estas medidas se impulsasen desde los órganos de gobierno y de gestión de los organismos competentes. Tanto el gobierno, como la oposición, sindicatos y demás agentes sociales de las comunidades autónomas deberían reflexionar y dejar, por una vez, aunque solo sea esta,que  los beneficios personales y partidistas se queden en la puerta de la sala de reuniones y busquen alternativas a la gestión que vienen haciendo, basada en el gasto principalmente.

A día de hoy, esta más que claro que la gestión ha sido pésima, independientemente del color del ayuntamiento o comunidad autónoma, básicamente porque no ha existido. La gestión no es solo dinero, ingresos y gastos, sino optimizar los recursos y emplearlos adecuadamente. Muchas medidas de ahorro no afectarían a los ciudadanos pero si al capítulo de gastos en los presupuestos, disminuyéndole seguramente. 





















2 comentarios:

  1. Siempre ha sido más fácil destruir o protestar que ofrecer alternativas (para eso hay que pensar para gritar no).
    Yo recuerdo aquellos años en los que los libros, igual que la ropa, se iban heredando de los hermanos, primos o vecinos que, aunque garabateados, ahorraban mucho dinero.

    Eres diferente Mariano... tú ofreces propuestas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. @Javier Gracias Javier, por la visita y el comentario como siempre. Lástima que mi voz no tenga más repercusión para que al menos se debatiesen ciertas cosas, poniéndolas encima de la mesa. Pero mientras tanto, seguiré al pie del cañón. Gracias de nuevo !!

    ResponderEliminar