LA IZQUIERDA Y EL CAPITAL



Ya tenemos las declaraciones de patrimonio de los diputados
Ha generado un debate típico de la "España marujil", al más puro estilo "sálvame". Que si uno tiene, el otro gana, este declara mucho, set otro poco...
Que nos ha aportado? Ellos al fin y al cabo seguirán igual, con los mismos bienes e ingresos. Nadie se los va a quitar. De hecho, ninguno de ellos se ha escandalizado por los bienes del otro...



Un gran gesto inútil; nos conceden una victoria estéril. De hecho, ni tienen que justificar ese patrimonio ni lo van a permitir, porque otro gallo cantaría...
Lo único que me da rabia de todo esto es que con este gesto, se  justifican a la hora de hacer caso al ciudadano. Un gesto que realmente no vale nada ya que lo que se reclama son los enriquecimientos "ilícitos" y no el ser poseedor de distintos bienes.
Sigo pensando que la renovación de la clase política es más que necesaria, a día de hoy.


Pero si hay un dato que me llama la atención, es la relación que entendemos deben de tener los políticos con el capital en función de su ideología. A Gaspar Llamazares por ejemplo le ponen fino. Se le reprocha que tenga invertido en fondos de inversión, el mercado de valores que tanto ha criticado, el lado oscuro. De hecho, recuerdo que el otro día, hablando de un líder sindicalista, comenté que estaba de vacaciones en un 5 estrellas a todo lujo, con un tono de reproche más bien.
Que ocurre? Que los de izquierdas han de ser pobres? O no pueden rentabilidad sus bienes?
Entonces, me hice una reflexión que intento plasmar aquí:



Porqué nos jode que Llamazares tenga casi 300.000€ invertidos? 
Que tendría que hacer con ellos, regalarlos? Quemarlos??? TÓPICOS.


Y llegué a la conclusión de que el culpable es él,son ellos. Pues si, él/ellos fomentan esos sentimientos en su contra. Como?, me direis... Pues haciendo demagogia partidista enfocada a la ganancia de votos para mantener la butaca (como todos, de un lado y de otro),  justificando una ideología que en la práctica se desmorona; por no predicar con el ejemplo. Es decir que si lo que él propone como bueno para el país y los ciudadanos fuese tan maravilloso, seguiría sus propios dictados, pero no es así. Lo que no quieres para ti, no lo desees para los demás. Hay que ser coherente en la vida, y más si te dedicas a esto de la política. Una cosa es una ideología romántica y solidaria, en el sentido de reparto y convivencia, y otra muy distinta que sea factible llevarla a cabo con  resultados satisfactorios.
Y eso les pasa a todos, que predican una cosa y luego hacen otra distinta, la que más les conviene. 
Los de izquierdas tienen dinero, lo invierten en bienes inmuebles, fondos y bonos. Pero luego van de pobres, quieren aparentar que son "clase obrera". Que pasa, que no hay empresarios de izquierdas? Pues claro que los hay. Y son mejores jefes que los de derechas?


El capital es la novia más deseada. Y la forma de gestionarlo es similar independientemente de la ideologia politica, hacerlo crecer de cualquier manera. El sistema está así montado. Y los daños colaterales se los empaquetamos a otros. 


Podríamos hablar de clasismo incluso, de ropas caras, de marcas y lujos. Tienen dinero y se lo gastan, y que? Despilfarro? En alguna ocasión, dependiendo de la óptica con la que se mire.


El dinero no tiene ideología.

4 comentarios:

  1. Del dicho al hecho sólo hay... un político en campaña electoral.

    ResponderEliminar
  2. @JavierPues is Javier, lamentablemente es así casi siempre. Pero en esta ocasión, rompo una lanza a favor de Llamazares, pues no me parece justo que le recriminemos lo que a otros no. Pero solo ese hecho, lo demás sigo pensando igual.

    ResponderEliminar
  3. Qué razón tienes apañero!! Yo pondría que cuando se compruebe un caso de corrupción que devuelva íntegro lo desaparecido, sino patrimonio propio y si no tiene, patrimonio del partido!! Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. @Chema GarcíaEstoy contigo totalmente, si no se devuelve vaya castigo !

    ResponderEliminar