ETA : EL PERDON DEL VERDUGO





Esta semana ha resultado sorprendente. Los presos de la organización terrorista ETA han dado un paso importante y decisivo en su relación con la dirección de la banda, con el estado y con la sociedad en general. Las muestras de arrepentimiento por parte del colectivo de reos da un  enorme impulso a la desaparición de la banda terrorista, un poco más de crédito a la izquierda abertzale y a uno de los valedores de este proceso, Arnaldo Otegui. 
La sociedad tiene que valorar también el cambio, y ver el nuevo escenario que se abre ante nosotros. 
Está claro que el balón ahora está en manos de los partidos políticos, incluyendo a Bildu que tiene la difícil papeleta de no crecerse e intentar aprovecharse de estos hechos para medrar políticamente. Tienen la oportunidad de posicionarse verdaderamente como alternativa política en el país vasco.
De momento, esta declaración debería cumplir con lo que se les exigía siempre. Y digo debería porque seguro que a alguno aun así no les vale.


Además, la iniciativa de los presos de ponerse cara a cara con las víctimas y familiares ha resultado de momento fructífera en un principio, ya que las partes implicadas han quedado satisfechas por la dura experiencia, sobretodo para el lado de las víctimas. Aquí la entrevista de un valiente, Iñaki Garcia Arrizabalaga. ( Recomiendo la lectura de la entrevista )


Poco a poco se están  dando lo pasos necesarios para una paz real y duradera. La banda terrorista debería decir algo en los próximos días, se están quedando solos y de una forma u otra necesitan subirse al tren de la paz.


Pero esto que significa? Que van a hacer nuestros políticos? Como reaccionará Bildu? Y la sociedad que no forma parte de la izquierda abertzale?


Pues aquí el dilema. Resulta que los políticos, que según la ley y ellos, "nos representan", no van a tener en cuenta nuestra opinión. Van a a actuar como más les interese, y eso es triste y lamentable. Más o menos sabemos como piensa cada partido, con respecto al terrorismo. Sobretodo depende si está o no en el poder, ya que pasar a la historia como " el presidente que acabo con el terrorismo" pues es demasiado grande como para dejarlo pasar.
Yo pienso que deberían formar una comisión representativa, con componentes de todos los partidos, en igualdad numérica. Y que valoren lo que de verdad es aceptable, razonable y justo. Y no lo que les puede convenir con acuerdos de cara la futuro.


Bildu tiene que entender que tiene un papel complicado, tiene que ser sólo el que asuma los compromisos, el que lleve a cabo las peticiones de la "comisión", ya que el negociado tiene que ser exclusivo de la dirección de ETA. 
Se tienen que posicionar sin ambigüedad del lado de la libertad y de la democracia, del lado de la vida y de la convivencia. Y todo esto pasa sencillamente por actuar como desean que actúen con ellos, que lo que no quieren para ellos no lo quieran para nadie. Deberían priorizar sus demandas y actuaciones, anteponer las peticiones de carácter social, de paz y de convivencia a las demandas estrictamente políticas como son la autodeterminación y ese tipo de cosas, ya habrá tiempo. 


Y la sociedad ?  Que tiene que decir a todo esto? Seguramente quiere que esta lacra desaparezca cuanto antes, pero tampoco a cualquier precio. Hay que dejar claro que esto no es una guerra, donde se enfrentan dos bandos: estos son actos de terror contra una sociedad desarmada, que no es culpable de las reivindicaciones de estos animales.
 Está claro que solo hay dos maneras de acabar con esta violencia gratuita : o con las mismas armas que ellos, es decir el "todo vale, como hacen los israelitas , o bien negociando. La ley no sirve, es lenta, mala y llena de errores y subterfugios que aprovechan asistidos por los abogados del diablo. 



Nos centraremos entonces en la negociación. No la queremos a cualquier precio, eso esta claro. Los delitos de sangre han de ser castigados con el cumplimiento de la pena, no tiene que haber amnistía, son asesinos y no presos políticos. Han matado a inocentes desarmados solo por un egoísmo político que autodenominan "derecho histórico". 
A pesar de todo esto, creo que debemos aprovechar esta oportunidad de las que habrá muy pocas, negociar la entrega de armas, fomentar el arrepentimiento y porque no, el diálogo entre víctimas y verdugos. Solo así será posible una convivencia en paz, sin rencores que lo único que producen es ira, muerte en vida. Y esperar a que ellos, estén dispuestos a aceptar la voluntad soberana del pueblo con el que conviven, que acepten convivir con personas que no piensan como ellos.




Debemos darnos una oportunidad, aunque solo sea para que nuestros hijos puedan crecer en una sociedad mejor.

2 comentarios:

  1. Yo estoy de acuerdo con el plantamiento,paz si pero no a cualquier precio,en mi humilde opinion siempre es mejor rebajar una condena a una persona que robe para comer que no que mate por unos ideales desfasados en una sociedad democratica.Como gesto de buena voluntad acercar presos al pais Vasco,buenooo,pero perdonar delitos de sangre y de mucha sangre en muchos casos no,no y no.Las victimas y familias merecen un respeto que si les rabajamos la condena o lo annistiaramos no tendrian y los que sufren son ellos no los que estan en la carcel,porque a untima hora ellos estan vivos lo otros no.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. @J.M.Gonzalo Gracias por el comentario. La idea es un poco esa, buscar una salida, ponerle voluntad pero sin vender a nadie.En breve sigo con esta ya "trilogía"
    Un saludo

    ResponderEliminar