YO SOY ESA

Pues si señor. Las mujeres son demasiado coquetas. Hay situaciones en las que ese exceso nos lleva a la confusión, y nos puede meter un un lío de padre y muy señor mío. 
Me refiero a las fotos de los "carnets" de las chicas.
Es curioso ver como el simple hecho de tener que hacerse un carnet, del tipo que sea, de la piscina, de la biblioteca, DNI... , lo complicado que es para una mujer.

Un hombre por ejemplo, pues va y se hace unas fotos y listo. Como mucho, ese día se afeita si es que no lo hace a diario y se peina un poco más.Llega a una tienda de fotos o incluso un fotomatón, se sienta delante del objetivo y pide que le retraten para el carnet y listo. Si es rápido y barato, pues mejor que mejor. Lo hace todo en la misma mañana al ser posible, tras lo cual se mete una cañita (u dos) y un par de pinchos de tortilla y listo !


Para una mujer, ese hecho que a primera vista podría resultar de lo más sencillo e intrascendente se convierte en todo un acontecimiento, y en un ritual seguramente. Esa foto tendrá una importancia enorme en los próximos años, ya que con ella se identificará y se dará a conocer cuando le sea requerido dicho documento.
Por lo que rápidamente, se pone manos a la obra y en un plis organiza su agenda y la del que tiene al lado para llevar a cabo la preparación del evento. Está claro que tiene que retratarse divina de la muerte, espectacular. Además, solo se le va a ver la cabeza, vamos la cara. No va a poder lucir ningún modelito que estilice y realce su esbelto cuerpo. Es un reto mucho más duro, ya que en una situación normal, lo soluciona con un buen escote y unos buenos zapatos, en función de hacia donde quieren que la miren, depende claro de la situación.
Así que empezamos por una reservar para una sesión de peluquería completa, que incluye corte, tinte o mechas, el peinado y alguna loción o champú que las encasquetan ! Algo moderno pero que no sea demasiado extravagante, algo juvenil...
Y también pedirá hora en un estudio fotográfico, algo serio. No puede quedar en manos de cualquier tira-fotos, estas fotos son demasiado importantes. 
Ya con día y hora para todo,empieza claro por la "pelu" y esa misma tarde las fotos, para lo que se maquilla en plan fino, tampoco demasiado. Más para una comida de empresa que para una cena con las amigas del "insti", no se si me explico...
La sesión de fotos es seguramente la parte más difícil ya que tiene que salir guapa, y sabe que la cámara del paisano hace fotos y no milagros !
Seguramente, le den las fotos al día siguiente, por lo que quedará con alguna amiga para ir a recogerlas y de paso, con un cafetuco pues comenten lo guapa que ha salido.
Una vez hecho el documento en cuestión, habrá que lucirlo un par de días.
  Y digo todo esto porque luego, la persona que tenga que identificarla, bien sea para un pago con el DNI o para la entrada del "Gim", siete días después lo tendrá muy difícil ya que los efectos del salón de belleza desaparecerán y las diferencias entre la de la foto y la persona que se tiene enfrente cambiaran a velocidad de vértigo. Ya no te digo nada dos años después... Sobretodo a la hora de pagar, cuando lo hacen con tarjeta. Al requerir el DNI y comprobar la foto, uno se puede quedar unos segundos intentando buscar a la de la foto dentro del cuerpo que tenemos enfrente. Claro, una rubia con media melena , y la otra morena con pelo corto unos años después... Y seguramente, dándose cuenta del "problemilla" a la hora de ser identificada, soltará un : " soy yo aunque no lo parezca", dejando escapar una sonrisa de las de "tierra trágame!" .
 "Lo que usted diga oiga!!" para que se quede tranquila.




Para que luego inventen sistemas más seguros para el pago con Visa...  

0 comentarios: