ESTAMOS DANDO UN BUEN EJEMPLO ?







Se está hablando mucho de democracia estos días, y sobretodo de la falta de la misma. Se está hablando incluso de falta de libertad. Desde cualquier medio de comunicación y/o difusión, se lanzan opiniones acerca de este asunto, medios en los que incluyo las redes sociales, blogs, foros, prensa. Pero además contamos con  la era de internet muchos móviles ya disponen de tarifa plana, desde los que se puede comentar o enviar una foto aún "caliente". 


Pero, se está diciendo la verdad ? 
Existe manipulación con tantas informaciones cruzadas?
Y lo más importante, nos creemos todo lo que nos cuentan a pies juntillos ? 


Todo empezó teóricamente con las revueltas árabes. Hubo quién dijo que nosotros teníamos que salir a la calle también. Desde el primer momento, la de Túnez, se apoyó la revolución. Un pueblo oprimido por dinastías de tiranos necesita poder decidir por sí solo su futuro, o por lo menos tener la posibilidad de hacerlo. Después llego la de Egipto, también apoyada por todos pero bastante distinta en muchos aspectos a la de su vecina Túnez. 
Ambas triunfaron con movilizaciones populares participadas de la inmensa mayoría de la población, de los distintos estratos de la sociedad
De hecho, triunfaron precisamente por eso, todos unidos bajo la misma idea, tras  la misma bandera. 


Algunas voces en España seguían diciendo que nosotros teníamos que salir a la calle, igual que nuestros vecinos. 
Yo francamente, no he encontrado ninguna similitud con esos dos países. Lo del pueblo oprimido, aquí en España me suena a película fantástica. 


La democracia en España existe y no se puede negar lo contrario. Ahora bien, que sea lo que nos gusta o no eso es otro cantar. Lo que es una verdad como un templo es que tenemos la que nos merecemos, la que hemos querido. Deberíamos preguntarnos si realmente hemos intentado en algún momento cambiarla, siempre en el marco de la legalidad y de la constitución, con las herramientas que nos brindan. No se puede invocar democracia sin antes respetar la misma.


Y como siempre, la información que nos llega, muchas veces manipulada. Tanto los propios manifestantes, con sus cámaras de video y fotos y los teléfonos móviles, como los medios de comunicación nos dan la versión, y por supuesto la "maquillan" en función de sus conveniencias. Hay medios de comunicación más a favor que otros, y podemos ver como el mismo hecho tiene una exposición distinta. Si bien es cierto que cada situación puede tener varios puntos de vista, y esto es realmente democracia, no olvidemos que una opinión no tiene porque ser la posesión de la verdad. La decisión de narrar unos hechos o de definirlos es particular, pero no tiene porque ser el referente de una información imparcial la opinión interesada de algún colectivo o medio.


En realidad, la imagen que estamos mostrando no solo al mundo, sino a nuestros hijos, a las nuevas generaciones, a modo de ejemplo está claro que no es la mejor y dista mucho de serlo. Seguramente que cualquier tunecino o egipcio no habría dudado ningún momento en aceptar una democracia como la que tenemos, con sus defectos carencias -que no son pocos- si se la hubieran ofrecido cuando iniciaron las revueltas.


Puede que haya gente interesada en mostrar una sociedad perseguida y oprimida por un sistema, pero esa no es la realidad. Hasta antes de la elecciones, tras mas dos años de crisis
no había indignados. Cada uno que saque sus propias conclusiones. 

Si realmente se quiere cambiar algo, hay que intentarlo, pero siempre respetando la ley y las normas vigentes para tales hechos.
Las movilizaciones y manifestaciones contra las constituciones de ayuntamientos y gobiernos autonómicos elegidos en el marco de la legalidad es de todo menos democrático, salvo que el proceso fuese adulterado, que no es el caso. 


Estas son las lecciones de la vida que sirven como enseñanza para los más jóvenes. Yo personalmente como padre de una niña que soy, procuro ser cuidadoso a la hora de educar y formar a mi hija, sobretodo cuando de valores se trata.
 Es la conciencia de cada uno la que manda.











0 comentarios: