UNA BIBLIOTECA EN EL DESIERTO



No ha pasado un mes desde que arrancara el proyecto Letras en el Sahara, impulsado por Javier Sanz y Pablo Castañon, para ayudar al proyecto Bubisher en la construcción de una biblioteca en Smara.
La idea me pareció genial, ya que aparte de colaborar con dinero, que a mi personalmente no me gusta nada, se puede hacer mediante la compra de libros para “poblar” la biblioteca.
Si bien yo no creo en las deudas históricas y/o morales de unos paises hacia otros, ya que considero que las decisiones que tomaron en su día unos jefes de gobierno sólo les compete a ellos y no al resto de sus conciudadanos, sí considero que lo del Sahara necesita una solución definitiva, o por lo menos que se cumplan las resoluciones de Naciones Unidas en pos de un futuro para esa gente.
Aquí a Cantabria vienen todos los veranos niños Saharauis en acogida. Ya ultimamente, se ve que saben a donde vienen, pero hasta hace pocos años, era impresionante ver como descubrian multitud de cosas que para nosotros eran habituales, y a las que no damos importancia claro. Hoy en día ya no es asi ya que algunos han repetido experiencia y no se extrañan ya de casi nada.
Cuando Javier me invitó a  colaborar con #letrasenelsahara, miré primero de lo que se trataba y le pregunté lo que debía o podía  hacer.
Colaborar en cuestiones sin tintes políticos (en cuanto asoman lo estropean) y para ayudar a los niños, sean de donde sean, es algo a lo que no me puedo negar. Los niños siempre pagan los platos rotos de cualquier tipo de conflicto, y nuestro deber es procurar evitarlo y prestarles toda la ayuda y la atención que se pueda.
Llego el maratón de poesia, propuesto por @Constampla, un maravilloso poeta; y fue una experiencia enriquecedora y estupenda. La verdad es que lo pasamos genial !! 
Ahí,Javier nos volvió a sorprender con otro proyecto más increible todavía si cabe. Ya en este último no pude participar, en parte por falta de tiempo, y sobre todo por falta de talento para ello.
En cierto modo, siento que tengo una deuda pendiente con esta “tropa” . Por eso no voy que a de colaborar en Twitter con la causa.
Desde aquí, invito a los que no conocen el proyecto que se pasen por los enlaces y si pueden que colaboren por una buena causa, con libros, dinero o lo que se pueda, al fin y al cabo son niños.
Y también quisiera agradecer a todos los que participaron en dicho maratón, de una manera u otra, que me hayan hecho cómplice de esta experiencia enriquecedora para mi y además de haber tenido la oportunidad de conocerles : Begoña, Chema, Carlos, Costampla, Chris, Eli, Daniel, Francisco,Javier,Senovilla, Joju Aliaga, Pablo y alguno más que nos ayudo también...(si me decís, los añado)


Y como prólogo al nuevo proyecto, les dejo lo siguiente:
Letras en el Sahara nace en la red...
Engendrado por un par de hombres buenos y alumbrado por la solidaridad de unos cuantos amigos que, movidos por su calidad humana, ofrecieron su poesia altruista, y libre de contaminación política, para que unos cuantos niños puedan disfrutar de un oasis de historietas y aventuras maravillosas que les trasladen a una realidad feliz.
                                                        ... y desemboca en el desierto.

2 comentarios:

  1. Un placer, y un lujo, contar con tu colaboración.

    Muchas gracias amigo.

    ResponderEliminar
  2. @Javier
    Gracias a ti Javier,además el sentimiento es mutuo.Y si te calientas para otro asuntillo, ya sabes donde encontrarme !! un saludo

    ResponderEliminar