ESPAÑA : NO ES PAIS PARA "EGIPTOS"

pirámides poco transitadas de Egipto - viajes Bisbal-


En estos primeros dias del año, el norte de África está que arde. Según dicen, gracias a internet y al 2.0, a las redes sociales, las sociedades oprimidas se han organizado para sublevarse contra la tiranías de sus gobiernos.
Primero fué Túnez, le siguió Egipto, y ahora Argelia y Marruecos intentan seguir ese mismo camino de lucha por la libertad y la democracia. Seguramente, esta causa ha ganado adeptos por todo Oriente gracias a la victoria parcial, es decir , el derrocamiento de los dictadores. Pero falta lo verdaderamente importante, que es el establecimiento del sistema democrático real, y no de repúblicas islámicas, revolucionarias, democráticas o nacionales que luego tienen de república sólo el nombre y se reconvierten en dictaduras nacionalistas.
Aquí en España, algunas voces alaban el coraje de esos pueblos al unirse contra la injusticia y echan de menos que aqui  no se haya hecho algo similar. Me refiero en parte, a las palabras de Esteban Gonzalez Pons, vicesecretario de comunicación del PP :
"Lo que ha ocurrido en Egipto demuestra que el pueblo, cuando quiere, puede". "En España el pueblo quiere un cambio porque está harto de un Gobierno que ha hecho reformas contra la crisis económica y el paro que no conducen a ningún sitio". "Desde Egipto nos han recordado que nos queda mucho para que nuestra democracia sea de verdad"
Aunque no ha sido el único que lo ha dicho o pensado, ya que "a pie de calle", se ha escuchado bastante.
Si bien  a día de hoy, no es deseable una revuelta popular en España, la situación no es ni mucho menos la misma, ni parecida.
En esos paises, el sistema "democrático" no es tal. Se hacen llamar repúblicas  como podrían haberse llamado Super-Califato o Imperio de... . Empezando por ahi, las movilizaciones de por si eran ya ilegales, no como aquí que están amparadas y reguladas por la ley.

Y ahora, hablando de coraje en términos comparativos. Sin quitarles ni mérito ni admiración que por mi parte se merecen  por lo que han conseguido de momento, el coraje de esa gente es fruto de la desesperación de gente que no tiene nada que perder salvo la vida, que no le pertenece.
También decir que estas "revoluciones" han existido y triunfado gracias a la ausencia casi total de politización de la primera linea de fuego : las gentes unidas por la sed de libertad han dejado a un lado sus sentimientos políticos para dar rienda suelta a sus necesidades como conciudadanos, como "paisanos". Ha explotado el sentimiento nacional por encima de cualquier creencia religiosa o política. Por eso ha triunfado. Ahora será cuando se postulen los políticos para coger las riendas de esos paises, será ahora cuando venga la gran batalla.
Aquí en España, esta todo politizado, controlado por los partidos políticos bien sea directamente o indirectamente a través de colectivos tipo asociaciones, sindicatos o fundaciones. Estamos mas amarrados que la flota del Cantábrico en dias de galerna!
Las movilizaciones están orquetradas por los dirigentes en función del interés del partido o asociación, y no por los deseos de la sociedad . Y eso se ha visto no hace tanto con la huelga general : que se convocó cuando les vino bien -al gobierno- despúes de sacar tajada -los sindicatos- y a lo que el PP por cierto no dijo ni mu. Una huelga impuesta para todos bajo amenazas como siempre, dicho sea de paso.
 Podíamos hablar de la muy reciente aprobación de la ley Sinde, aprobada en "segundas nupcias" con apoyo de PP y Ciu a cambio de algo, porque los apoyos no son ni gratis ni eternos. Ahi tampoco nadie, ni del PP ni del PSOE, quisieron escuchar al "pueblo" a través de asociaciones de usuarios -apolíticas-, sino que se escudaron en la defensa de los derechos de unos pocos adinerados -industria audiovisual- que además cobran subvenciones del estado, para apoyar a la ministra del ramo, que va de diva-superstar por la vida, y además es parte implicada al ser parte de esa "industria cultural".

Con esto quiero decir, que mientras el partidismo nos guíe, estaremos siempre a merced del interés de esos chupópteros que se llevan el dinero a "carraos", sea de la filiación politica que sea, que es lo único que buscan. Y no tendremos como prioridad nuestro bienestar colectivo como nación, que es el fin real de cualquier sistema democrático. A ellos -los políticos y dirigentes- es a quién no les interesa que seamos democráticamente estrictos.
En la calle, todos critican al gobierno, al de su ciudad, comunidad y pais; pero en cuanto lleguen las elecciones,volverán a estar a su lado.Es como esos programas de "tele-basura", o los personajes como Belen Esteban : nadie los ve pero todos los conocen y  son líderes de audiencia.
A día de hoy, somos marionetas en manos de atracadores, que nos hacen bailar al son de sus deseos, somos reos de sus intereses. Pero reos con el síndrome de Estocolmo : al final, los votaremos.
Quizás si tendríamos que tomar ejemplo de esas sociedades, y, usando las herramientas democráticas, castigar a los que llevan el timón, darles un toque de atención...

0 comentarios: